Interiorismo

Oxígeno Arquitectura

Abrazar los sentidos Cada uno de los proyectos de Oxígeno Arquitectura es diferente. Este despacho indaga en el ADN de sus clientes —entre ellos DHL, Crédito Real, Cisco, Expeditors— y presenta diseños únicos. El arquitecto, en compañía de sus asociados Grissel Orozco y Jorge Armendáriz, buscan crear oficinas que abracen al usuario y lo provean del insustituible contacto humano. La...

Abrazar los sentidos

Cada uno de los proyectos de Oxígeno Arquitectura es diferente. Este despacho indaga en el ADN de sus clientes —entre ellos DHL, Crédito Real, Cisco, Expeditors— y presenta diseños únicos. El arquitecto, en compañía de sus asociados Grissel Orozco y Jorge Armendáriz, buscan crear oficinas que abracen al usuario y lo provean del insustituible contacto humano.

oxigeno-arquitectura-interiorismo-arquitectura-3

La firma cumplirá diez años en 2017. ¿Ha cambiado?, ¿cómo se describe a sí misma?
Crecimos: de ser cuatro socios en el comedor de una casa, ahora tenemos dos oficinas en forma, en Ciudad de México y en Guadalajara, y un equipo de sesenta arquitectos. Ahora el despacho es más grande, tiene más estructura, mejor organización, y esto nos permite jugar en mercados y realizar proyectos muy interesantes. Hemos cuidado mucho elaborar una metodología que nos permite no tener un lenguaje de diseño propio, algo que sonará, de entrada, un poco raro, porque casi siempre a los despachos de arquitectura les gusta trabajar una línea distintiva, y a nosotros al contrario, nos gusta meternos a la esencia de nuestros clientes, a su ADN, y resolver proyectos únicos. Todos nuestros proyectos son distintos entre sí. Hacemos diseño, especificación y supervisión de obra, no construcción ni venta. Nos involucramos desde que el cliente está escogiendo un edificio hasta que lo va a ocupar.

¿Cuáles son los principales retos cuando se enfrentan a un espacio vacío?
El reto es siempre el desarrollo de un programa de necesidades, la obtención de la información; hay que entender de verdad al cliente. Una vez entendido lo que se necesita, se vuelve relativamente fácil resolver un proyecto. No hay respuestas malas, hay preguntas malas; lo más importante es hacer las pertinentes.

¿Qué buscan que el usuario sienta cuando entra a un ambiente creado por el despacho?
Queremos que sientan gusto, que les satisfaga el lugar, que estén orgullosos de sus instalaciones. Nos hemos enterado de que la gente presume su oficina en Facebook, por ejemplo. Esto es una maravilla. Evidentemente no hacemos una oficina padrísima a costa de que no sirva. Lo que no queremos es que se sientan alienados, distanciados de su propia empresa, sino que se sientan partícipes de este espacio. Parecería simple, pero no lo es. Esta satisfacción es importante. Se puede medir que una persona satisfecha con su entorno laboral trabaja mejor.

Y más allá de las sensaciones, ¿cuáles son los servicios que siempre se deben ofrecer?
La oficina como entidad, como tipología, está cambiando muy rápido. Se puede trabajar con una computadora en un café. Actualmente se está regresando al punto donde lo que se vuelve importante es el contacto humano. Hace unos años se hablaba de que todo mundo tendría la oficina en su casa gracias a la laptop. Técnicamente esto funciona porque cada vez son mejores las comunicaciones, las redes; sin embargo, la oficina es el único lugar en el que puedo reunir a todos mis colegas y ofrecerles este contacto que no se puede sustituir con nada. La estación de las copias, la del café, son cosas que hacen amena la estancia en la oficina, la hacen vivible.

Textiles, madera, cristal, concreto, metal: ¿cuáles son los materiales que la firma privilegia?
Por un lado está lograr que la condición estética sea pertinente, congruente con lo que el cliente es y hace. Y también está la parte funcional. En la oficina se trabaja mucho por medio de las video y teleconferencias; de cien personas que están ahí, por lo menos 25 están haciendo llamadas en cualquier momento del día. El factor acústico se ha vuelto importante. Siempre, dentro de la paleta de materiales, hay que balancear entre duros o reflejantes y absorbentes del sonido para generar ambientes acústicamente correctos. Y lo mismo con la iluminación: si no está bien pensado el sistema para trabajar en una computadora —que es en sí un emisor de luz— entonces la propuesta estorba en vez de ayudar.

Luz natural y luz artificial, ¿existe un equilibrio?
En principio tratamos de segregar las funciones de la oficina de manera que los usuarios que están más tiempo en la oficina tengan más acceso a la luz natural y a las vistas. Y que los espacios donde están solo un ratito, como la sala de juntas, tengan luz artificial. A veces ayuda que la sala de juntas no esté pegada a la ventana porque de todas maneras tienes que controlar la iluminación para hacer una proyección. Cuando se les puede dar luz natural a todos, pues se les da, pero hay veces en que las dimensiones y las condiciones geométricas y del programa de necesidades no lo permiten. No siempre alcanza, pero de inicio esa sería la búsqueda.

oxigeno-arquitectura-interiorismo-arquitectura-2

¿Qué proceso se sigue para escoger el mobiliario en cada proyecto?
Hay dos caminos. Cuando los clientes ya tienen definido su mobiliario con base en años de experiencia, nosotros solo habilitamos sus estándares, mientras que en otras ocasiones los generamos. Según haya más trabajos del ámbito de la colaboración o más de lo individual, vamos recomendando formatos que se les pasan a los fabricantes de muebles.

¿Cuál es el camino para llegar a los colores ideales en cada proyecto?
El color no lo escogemos del muestrario sino a partir de una idea, después construimos esa idea que resulta de haber investigado bien al cliente. Exploramos cosas subjetivas, como el futuro en arquitectura: hacemos un túnel y el futuro está al final, entonces a lo mejor creamos un gradiente de colores y eso saca la paleta. Es un proceso de lluvia de ideas, de tirar y tirar conceptos, hasta que algo sale.
A veces las empresas nos dan guías de diseño en las que ya tienen establecidas paletas de colores y acabados, dan cierta holgura para aplicarlas, pero dentro de la regla; otras veces nos dan carta blanca, partimos de cero y llevamos a cabo una idea completa.

oxigeno-arquitectura-interiorismo-arquitectura-1

oxigeno-arquitectura-interiorismo-arquitectura-4

¿Cómo se integra el arte en cada proyecto?
Involucramos a diseñadores gráficos y artistas incluso desde antes de crear ideas, para que no solo sea colgar un cuadro, sino que la arquitectura misma sea parte del arte. Cuando se puede hacer esto, los resultados son maravillosos.

¿Cómo se toma en cuenta a los sentidos en sus proyectos?
Puedes caminar por un lugar y el mero eco de ese sitio lo vuelve memorable. Nosotros queremos ambientes acústicamente limpios por la cuestión tecnológica, pero también cosas que no sean perturbadoras. En este tipo de arquitectura hay mucha gente todo el día. Buscamos crear sitios de paz, de tranquilidad, donde se privilegie el silencio, la sanidad, la salud mental, cuando quieres alejarte un ratito de este ritmo tan acelerado en el que vivimos. Esos lugares a veces no tienen muebles, el piso está acolchonado, suave, te abraza.

Individualidad y comunidad, soledad y convivencia: ¿cómo se resuelve la necesidad de aislamiento y de reunión?
Damos a la gente la posibilidad de trabajo colaborativo e individual con diferentes opciones y la libertad de ejercerlas. Lo que estamos encontrando es que funciona muy bien dejar atrás la rigidez. No se trata de tener un escritorio, la sala de juntas y una recepción, sino de tener la posibilidad de trabajar un día en el escritorio, otro en una barrita, al siguiente en el comedor. Todos estos espacios comparten su capacidad para el trabajo colaborativo. Existe la posibilidad de vivir el espacio con libre albedrío.

¿Cuál es el proyecto ideal de Oxígeno Arquitectura?
El proyecto ideal siempre está por realizarse. Uno hace lo mejor que puede, voltea para atrás, toma nota de lo que se pudo haber hecho mejor, y sigue hacia adelante. El siguiente proyecto es mejor, siempre estamos aprendiendo.
Agradecemos haber crecido en compañía de colaboradores y amigos como Colliers, Shaw Contract Group, Jones Lang LaSalle, IHO Espacios Knoll, H+T Iluminación, ATXK, Herman Miller y Mohawk Group, que nos han dado una mayor estructura para explorar otras tipologías. Contamos con la experiencia, la infraestructura, el equipo para poder enfrentar y aprender nuevas formas de hacer arquitectura en sectores como el de la salud y el de la educación.

Entrevista: Víctor Ortiz Partida
Fotos: Cortesía

*La sección completa puede consultarse en la edición 40 de México DESIGN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *