Tecnología

Harbin Opera House

Al norte de China, MAD Architects ha creado esta espectacular sala de ópera. En 2010 ganaron el concurso internacional para el plan maestro de la Isla Cultural Harbin, que incluye un centro cultural y una vista que integra los humedales a lo largo del río Songhua. El punto focal de la isla es un gran teatro que puede albergar hasta...

Al norte de China, MAD Architects ha creado esta espectacular sala de ópera. En 2010 ganaron el concurso internacional para el plan maestro de la Isla Cultural Harbin, que incluye un centro cultural y una vista que integra los humedales a lo largo del río Songhua. El punto focal de la isla es un gran teatro que puede albergar hasta 1600 personas y otro más pequeño para 400. La forma general del edificio fue inspirada por la fuerza y el espíritu de esta ciudad que resiste de forma admirable el clima extremo. Como si hubiera sido esculpida por el viento y el agua, la ópera de Harbin se funde en el paisaje que la rodea. harbin-opera-house-mad-1

La fachada está compuesta por paneles de aluminio blanco que mezclan de forma sorprendente los conceptos de suavidad y nitidez. Una serie de pirámides de cristal contrasta con la superficie curva, haciendo referencia a la nieve y al hielo.

harbin-opera-house-mad-2

En la gran sala de madera, pareciera como si un enorme bloque de fresno de Manchuria hubiera sido erosionado a lo largo de los años. Del proscenio al mezzanine, el uso de materiales sencillos y la configuración espacial proveen una acústica de clase mundial. La luz natural proviene de un domo que baña los muros de manera muy sutil.

harbin-opera-house-mad-5

El concepto arquitectónico parte de una narrativa que pretende transformar a los visitantes en actores. El viaje inicia al cruzar el puente que lleva a la isla, en donde la arquitectura ondulante envuelve una gran plaza pública que durante el invierno se mezcla con el color de la nieve. Al entrar en el gran vestíbulo, la opulencia de la luz natural y su interacción con los materiales reciben al espectador, convirtiéndolo en un miembro más del gran espectáculo.

harbin-opera-house-mad-4

Investigación y textos: Anabel Híjar y Juan Diego Diez de Sollano

Fotos: Cortesía

 

*La sección completa puede consultarse en la edición 40 de México DESIGN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *