Arquitectura

Chicken Point

Casa pequeña, ventana grande Toda buena arquitectura consta de una serie de momentos espaciales articulados entre sí. Para este proyecto, Olson y Kundig desplazan el protagonismo al umbral de una casa habitada por una familia de cuatro, frente a un lago que colma el paisaje y, en el verano, es el paliativo perfecto para el calor al norte de Idaho....

Casa pequeña, ventana grande

Toda buena arquitectura consta de una serie de momentos espaciales articulados entre sí. Para este proyecto, Olson y Kundig desplazan el protagonismo al umbral de una casa habitada por una familia de cuatro, frente a un lago que colma el paisaje y, en el verano, es el paliativo perfecto para el calor al norte de Idaho.

Con la intención de maximizar el contacto con la naturaleza, el arquitecto propone una ventana de dimensiones descomunales que se abre completamente, enmarca la vista hacia el lago y permite el paso de aire fresco.

 

La solución técnica para abrir el ventanal surge del interés por la forma en que funcionan las cosas, de una belleza primordial. El resultado es una manivela adherida a un sistema de poleas y contrapesos que se acciona con un esfuerzo mínimo.

cp6

El paisaje queda unido así a la casa por una continuidad espacial que pone en primer plano este umbral móvil, punto de encuentro entre la naturaleza y el hombre.

cp1

Imágenes cortesía: Olson Kundig Architectus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *