Interiorismo

Casa Fayette

Un hotel más allá de sus límites concretos Ubicada en la colonia Lafayette en Guadalajara, Casa Fayette es un híbrido raro y bien logrado. Su estructura funde una casa de principios del siglo XX con un edificio contemporáneo. En la construcción de los años cuarenta, a la luz de ventanas rectangulares y semicirculares, reposa mobiliario con inspiraciones art déco; se...

Un hotel más allá de sus límites concretos

Ubicada en la colonia Lafayette en Guadalajara, Casa Fayette es un híbrido raro y bien logrado. Su estructura funde una casa de principios del siglo XX con un edificio contemporáneo. En la construcción de los años cuarenta, a la luz de ventanas rectangulares y semicirculares, reposa mobiliario con inspiraciones art déco; se suceden entre paredes el lobby, el bar y el restaurante del hotel. Muros cálidos y fríos coexisten sin dificultad y se adecuan al temperamento que cada uno de los giros procura. Estar en Casa Fayette es, al mismo tiempo que disfrutar, participar de su estética: adoptar la disposición a vivir, como extensiones nuestras, la arquitectura y el diseño que ahí convergen.

02 Casa Fayette

Cualquier edificio es un adentro-y-afuera más allá de sus límites concretos. Cuando una estructura encarna el rol de un hotel, dicha cualidad se potencia. El hotel es él con su entorno biológico y cultural. El que viaja con la intención de fisgonear y comprender no pierde de vista esta simbiosis.04 Casa Fayette

A ras de la calle, también en la casa, se encuentran la alberca, la terraza y zonas chill out que, desde arriba, en la torre de 37 habitaciones, se aprecian como abstracciones geométricas. Estos remansos de tranquilidad permiten apreciar la ciudad con el cuerpo y en silencio, sin compromisos verbales, porque para conocerla hay que estar dispuestos a ver, callar y escuchar.

Lee el artículo completo “Dejar que la ciudad se asome” en la edición 42 de México DESIGN.

 

Texto: Debra Figueroa

Proyecto: Grupo Habita

Diseño: DIMORESTUDIO y Estudio5 (arquitectura)

Fotos: Undine Pröhl

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *