Arquitectura

Arquiplan

Bernardo Hinojosa: “Es más importante la ciudad que el edificio” Bernardo Hinojosa fundó en 1976 el Buró de Planificación y Arquitectura que aún hoy, cuarenta años después, sigue dirigiendo. Esa trayectoria tan sólida hace que el arquitecto observe con mirada serena el caos de la ciudad para remediarlo con edificios de diseño atemporal en diálogo con su contexto. Propone encontrar...

Bernardo Hinojosa: “Es más importante la ciudad que el edificio”

Bernardo Hinojosa fundó en 1976 el Buró de Planificación y Arquitectura que aún hoy, cuarenta años después, sigue dirigiendo. Esa trayectoria tan sólida hace que el arquitecto observe con mirada serena el caos de la ciudad para remediarlo con edificios de diseño atemporal en diálogo con su contexto. Propone encontrar una vocación arquitectónica común para que los edificios que se construyan formen la ciudad. Planeación y disciplina están en la base de su propuesta.

Bernardo Hinojosa

Bernardo Hinojosa

Luego de que el despacho creó por primera vez un plan maestro, ¿cambió su visión al encarar los siguientes proyectos?
Nuestro despacho se llama Buró de Planificación y Arquitectura (conocido como Arquiplan). El caos que se vive en las ciudades, en fábricas y en conjuntos ocurre porque se resuelven los problemas a corto plazo, pero no hay una planeación a mediano y largo plazos. Ese es el origen de muchos de los dilemas de fondo en las ciudades.

El primer plan maestro que hicimos fue el de la Universidad de Monterrey (UDEM), hace ya más de treinta años. Desarrollamos un plan a largo plazo que se siguió en su mayor parte, y eso ha hecho que el campus crezca de una manera orgánica, humana, y no de forma caótica, que es lo común en muchas universidades.

¿Cómo se piensa un plan maestro en relación con la ciudad?
Desde el punto de vista arquitectónico, el caos viene del egoísmo de los arquitectos: cada uno quiere hacer su edificio diferente y que sobresalga de los demás, lo que lleva a una cacofonía de soluciones que no dialogan entre sí. No vamos a poder salir adelante con nuestras ciudades hasta que no aprendamos a respetar el contexto, que el arquitecto no solo diseñe su edificio, sino que vea cómo se relaciona con el entorno donde está ubicado, que haga una relación positiva.

Al pensar en el urbanismo, ¿cuál es la reflexión en torno al paisaje, la vida en él y el uso de las nuevas tecnologías para mejorarlo?
El paisaje urbano no se crea de un golpe, a nivel mediano o macro, sino por una serie de pequeñas intervenciones que se van haciendo a través del tiempo y que sumadas forman la ciudad. Es muy importante tener una visión hacia delante, planificada.

Una ciudad que quiere ser moderna debe contar con la infraestructura tecnológica para que eso se dé. Nosotros participamos aquí en Monterrey en el plan maestro y el desarrollo del Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT). Básicamente, es un clúster de centros de investigación para formar una masa crítica y una sinergia, inclusive ha sido el semillero de una nueva ciudad pegada a Monterrey, enfocada en la industria de alta tecnología.

Universidades, centros de tecnología, residencias, clubes, corporativos… ¿cómo se hace visible (o invisible) la arquitectura de Arquiplan en el contexto citadino a través de los edificios pertenecientes a diversas tipologías?
En general, pensamos que es más importante la ciudad que el edificio. Los arquitectos queremos ser prima donnas, pero eso lleva a la falta de coherencia en las ciudades. Debemos encontrar una vocación arquitectónica común que permita a nuestras obras que hacemos dialoguen unas con otras.

 

Lee el artículo completo en nuestro anuario Elementales.

Entrevista: Víctor Ortiz Partida
Retrato: Juan Llaguno
Imágenes: cortesía de Arquiplan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *