Diseño

Cambiar la forma del diseño

Por Kassim Vera design(morphosis) no consiste en mostrar lo más nuevo ni lo más visto en tal o cual feria. Se trata de transformar cómo vemos, comprendemos, consumimos, analizamos y criticamos el diseño en México. Con el título de esta columna aludimos al hecho de cambiar una visión. Casi todos los textos de diseño en nuestro país, en especial los de...

Por Kassim Vera

design(morphosis) no consiste en mostrar lo más nuevo ni lo más visto en tal o cual feria. Se trata de transformar cómo vemos, comprendemos, consumimos, analizamos y criticamos el diseño en México. Con el título de esta columna aludimos al hecho de cambiar una visión.

Casi todos los textos de diseño en nuestro país, en especial los de enfoque crítico, se centran en preguntas a mi parecer muy triviales: ¿Qué hace un diseñador? ¿Qué es el diseño? ¿Cómo transmitirle esto a las personas no familiarizadas con la profesión? En muchas escuelas se enseñan los diez principios de Dieter Rams y Cómo nacen los objetos de Bruno Munari porque no hay más. Imágenes como esta no nos despiertan nada porque las hemos visto demasiado.

 

Espacios para estudiantes del MA Design Products. Foto: ©Royal College of Art, Richard Haughton

Espacios para estudiantes del MA Design Products. Foto: ©Royal College of Art, Richard Haughton

En otros países ya no se habla del diseñador de exposición y mobiliario, sino de cómo puede ser agente de cambio político,[1] de cómo el diseño funciona más para plantear preguntas que para solucionar problemas. El término design seguido de muchos adjetivos más: especulativo,[2] crítico, ficticio, universal, inclusivo, anti-diseño, radical, interrogativo. El discurso del diseño en lugares como el MIT aborda hasta conceptos como el de antidisciplinariedad.

Cuando hablamos de forma (morpho) en México, incluso en ámbitos “especializados”, el papel del diseñador queda intrínsecamente ligado a lo visual, a lo mero gestalt, el form-giver o lo que ocurre bajo premisas como proximidad, simetría, semejanza, cierre: fundamentos que hoy se han degradado gracias a medias esferas de mármol con intersecciones de cobre. Principios visuales que hoy son simulados en descripciones de productos sin alma “con formas geométricas bien equilibradas, utilizando materiales endémicos que dotan al espacio de calidez y armonía”.

Carlton (1981) de Ettore Sottsass Jr. Foto: ©Vitra Design Museum, Jürgen Hans

Carlton (1981) de Ettore Sottsass Jr. Foto: ©Vitra Design Museum, Jürgen Hans

¿Dónde están los discursos como el que despliega el Lassù de Mendini? Un discurso incendiario que nos pide ir más allá de la función al diseñar, que evoca la capacidad del objeto de contener un ritual, la primera vez en que la barrera arte-diseño se quebrantó con un performance. ¿Por qué vemos una obra como Lassù o al librero Carlton de Sottsass como arte-objeto y a un porta-velas de piedra basalto como diseño? ¿Si sale en blogs de diseño es diseño? ¿Si está en un festival de diseño es diseño?

Necesitamos una metamorfosis con la participación activa de todos los agentes involucrados: academia, escuelas, medios, críticos (también los de clóset), productores, gobierno, promotores, etcétera.

RT 20 Tischsuper. Foto: Andreas Sütterlin

RT 20 Tischsuper. Foto: ©Andreas Sütterlin

Ir a festivales y encontrar solo piezas bonitas nos demuestra que los promotores se centran en la foto y no en el impacto y crecimiento, lo que obliga al diseñador joven a aspirar a ser partícipe de la escena en vez de explorar nuevas alternativas materiales, formales, expresivas o de negocio, y de utilizar su tiempo para experimentar, iniciar proyectos propios, renovarse. Un ejemplo de esto que me resulta de gran interés es el proyecto escolar Blobwares, que sintetizaba el proceso industrial del moldeo rotacional con baja tecnología, llanamente: una cubeta y engranajes de madera.

Christmas Tree de Fabien Cappello. Foto: Angela Moore

Christmas Tree de Fabien Cappello. Foto: ©Angela Moore

Otro es el Christmas Tree de Fabien Cappello, quien percatándose mediante la observación cotidiana de la proliferación de pinos que los habitantes de Londres tiraban en la calle luego de las fiestas decembrinas, diseñó y fabricó mobiliario con este desecho extraño, ocasional y para muchos sin sentido. ¿No es acaso este sinsentido el que al diseñador le hace falta para crecer en el aspecto más puramente creativo? ¿Por qué solo diseñar para el cliente o el profesor o la tienda? Falta experimentar sin que alguien lo pida.

El diseñador debe entender su bridge-role,[4] comprender su papel como agente de relación entre el usuario y los productores, de manera que tenga la oportunidad de tomar el liderazgo en el tan necesario cambio de mentalidad.[5]

Esta columna se enfocará en un análisis más profundo del diseño en nuestro país, en generar y elevar el discurso: un esfuerzo no nuevo que espacios como Archivo Diseño y Arquitectura logran mediante exposiciones pensadas para experimentar el diseño con mayor profundidad. design(morphosis) busca réplica, conversación y construcción conjunta, algo que requiere el diseño tanto como otras disciplinas afines.

 

Lee este artículo en la edición 43 de México Design.

 

Imágenes: cortesía

 

Notas

[1] Tony Fry dedica Design as Politics a este punto, en 314 páginas que vinculan política y diseño sin Design Thinking o Post-its.

[2] Ver, por ejemplo, Speculative Everything de Anthony Dunne y Fiona Raby.

[3] “Develop courses where collaboration, research, social justice, and scientific and cultural understanding are at the heart of the design problems being solved. Make universities into the intellectual leaders of your profession, with you as their collaborator”, Susan S. Szenasy en AIGA Design Conference 2003 (Vancouver). Traducción libre.

[4] Giulia Cordin en Narrative Design, una tesis de licenciatura en diseño hecha libro.

[5] Hella Jorgerious y Louse Schouwenberg en Beyond the New: a Search in Ideals in Design (2015).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *