Arte

Jésica López “La Negra”

Jugar con las líneas Jésica López “La Negra” parte de noticias, fetiches, obsesiones y los elementos más dispares de su contexto para conformar objetos de arte inmersos en una cultura que trasciende lo pop, atrapa a simple vista y nos contagia de su ironía: el espectáculo, la pantalla, personajes singulares, directores de cine, actrices, todo lo que le intriga de...

Jugar con las líneas

Jésica López “La Negra” parte de noticias, fetiches, obsesiones y los elementos más dispares de su contexto para conformar objetos de arte inmersos en una cultura que trasciende lo pop, atrapa a simple vista y nos contagia de su ironía: el espectáculo, la pantalla, personajes singulares, directores de cine, actrices, todo lo que le intriga de su entorno y quiere que la gente perciba.

Abstracto, figurativo, performance, la indagación artística de Jésica no sigue un plan sistemático: “He trabajado con dibujo, pintura, figurativo, abstracto, pero alrededor está la iniciativa de involucrar a los otros. No quiero quedarme en un solo sitio, sino explorar más allá de mi dimensión”.

Lo importante es seguir trabajando y establecer nuevas condiciones que le permitan encontrar hallazgos diversos: “Ahora me doy más oportunidad de jugar con las líneas, el color, las manchas. Dejo de preocuparme porque las cosas estén donde deben estar y que fluya más el gesto. A veces son apuntes, a veces puras líneas, chorreados, y eso me llena. Es como estar ‘penduleando’ de un lado a otro. Me mantiene en balance”.

Por ejemplo, en sus cuadros abstractos “no utilizaba el negro para pintar. Mis negros se lograban con azules y rojos. Tenía una marca para resolver mi figurativo y vi que era necesario ir más allá de lo que ya sé”.

A “La Negra” le preocupan los tiempos que corren, literalmente: “Para las nuevas generaciones es algo de todos los días, pero nosotros sí estuvimos en una transición: antes y después de internet. Es mucha información, la fatalidad y demás. Es como estar con la piel eriza y a la vez pensar que dentro de todo esto hay cosas rescatables”.

Entre sus últimas propuestas está el pintar retratos con modelo en vivo. Los resultados son inesperados y además se establece una dinámica diferente a simplemente tomar el modelo de una foto. Incluso se han dado conversaciones entrañables con los modelos. “De pronto uno no se da cuenta de lo que va tocando. El trabajo del artista a veces es disperso en algunos, pero finalmente todo está conectado y una cosa lleva a otra”.

De junio a agosto de 2017, la regiomontana Jésica López participará en una exposición colectiva —junto con otros artistas visuales de México, Argentina, Perú y Brasil— en la Galería KAS de la ciudad de Budapest, Hungría. Entre sus exposiciones individuales se cuentan “101 Más Powerful Women (Forbes 2006)”, “101 formas para no pensar en vos” y la intervención “Sisley to Nemo & Rusu”.

Entrevista: Carlos Vicente Castro

Imágenes: ©Jésica López

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *