Interiorismo

Alis Estrada

One Arquitectos: una arquitectura sensible  Para la arquitecta Alis Estrada Ávila un día ideal comienza desde temprano, haciendo un poco de ejercicio para luego desayunar y de ahí trasladarse al trabajo. En su desarrollo personal y profesional la familia ocupa un lugar privilegiado. Además, ha encontrado que la pintura es no solo un elemento imprescindible en sus procesos creativos, también...

One Arquitectos: una arquitectura sensible

 Para la arquitecta Alis Estrada Ávila un día ideal comienza desde temprano, haciendo un poco de ejercicio para luego desayunar y de ahí trasladarse al trabajo. En su desarrollo personal y profesional la familia ocupa un lugar privilegiado. Además, ha encontrado que la pintura es no solo un elemento imprescindible en sus procesos creativos, también un ejercicio que le brinda paz y tranquilidad.

Casa LS

Al ser sus padres arquitectos, elegir la misma profesión fue para Alis algo natural. En su día a día: “absolutamente todo se vuelve objeto de diseño y nos hacemos conscientes de ello al analizarlo e intentar mejorarlo… ya no existe la palabra trabajo, se vuelve afición”.

Como arquitectos somos guías, ayudamos a las personas a materializar sus sueños.

 

Casa LS

Arquitecta por la Universidad Autónoma de Yucatán, Alis se siente identificada con la “perfecta imperfección” de la naturaleza: “La arquitectura de las plantas, los distintos planos del paisaje, el diálogo del sitio con su entorno, el origen de los materiales… todo tiene origen en ella y sus relaciones entre sí”.

Su proceso proyectual se vio afectado tras presenciar las distintas obras del arquitecto Luis Barragán, donde la atemporalidad del diseño, la personalidad de los espacios y la huella de los habitantes le incitaron a encontrar una arquitectura que, aun siendo dependiente de factores económicos o técnicos, puede trascender a su época. Para Alis, las limitantes detonan mayor creatividad en la resolución de problemas.

Hotel Casa de las Palomas

Junto con su socio y esposo el arquitecto Roberto Novelo Zoreda, fundó en la ciudad de Mérida One Arquitectos, un taller donde es primordial el diálogo con el sitio, el empleo de materiales de la región y la búsqueda de atemporalidad en el diseño. Contar con un ambiente de confianza y sosiego son cualidades importantes para propiciar el trabajo en equipo.

Las limitantes detonan mayor creatividad en la resolución de problemas.

En esta coordenada, el usuario es también un factor determinante para la toma de decisiones: “Como arquitectos somos guías, ayudamos a las personas a materializar sus sueños”. Para ella no existe nada mejor que un cliente satisfecho con el proyecto.

La sustentabilidad ha sido un factor común en sus desarrollos y una de las razones por las que su firma ha sido reconocida con premios. Y aunque es un tema cada vez más presente en la arquitectura nacional, Alis cree, aunque es un tema cada vez más presente en la arquitectura nacional, que aún queda mucho por hacer: considera que esta es una obligación compartida tanto por el arquitecto —al proponer alternativas ecológicas a sus clientes— como por las autoridades, quienes no solo deben exigirlas sino también revisar que sean verdaderamente empleadas. “Una arquitectura sensible es aquella que desde siempre ha considerado la función, el confort, la integración con el medio ambiente, el uso adecuado de las energías pasivas, el uso correcto de materiales de la región y su mantenimiento de bajo costo”.

Una de las figuras que han sido influencia y referente en la vida profesional y personal de esta joven arquitecta es la poeta Sor Juana Inés de la Cruz. Alis está convencida de que aún hoy en día existe en la arquitectura una percepción distinta entre géneros: “La gente identifica el trabajo de un hombre arquitecto como la mente creadora y a la mujer como complemento… ambos tenemos la misma capacidad de resolver problemáticas en beneficio de nuestra profesión, cualesquiera que sean. No hay límites ni géneros para la creatividad”.

Entrevista: Israel Vázquez

Imágenes: Alis Estrada Ávila y Tamara Uribe

Retrato: Salvador Ávila

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *