Interiorismo

Sofía Aspe

La manifestación de la armonía Sofía Aspe se reinventa a sí misma al soñar en grande, es esta la base de su trabajo vital y lleno de aprendizajes. Formada en una familia apegada al arte y al diseño, su educación en gastronomía —aunada a sus estudios de administración en el ITAM— le ha permitido encontrar similitudes con el interiorismo: “La...

La manifestación de la armonía

Sofía Aspe se reinventa a sí misma al soñar en grande, es esta la base de su trabajo vital y lleno de aprendizajes. Formada en una familia apegada al arte y al diseño, su educación en gastronomía —aunada a sus estudios de administración en el ITAM— le ha permitido encontrar similitudes con el interiorismo: “La cocina es crear combinaciones, texturas, colores, igual que en la arquitectura”.

Rubén Darío

A la par de las 41 obras que ha realizado con su despacho en casi cinco años de existencia, Sofía Aspe tiene dos proyectos personales en puerta, su primera colección de muebles y un libro que saldrá a finales de 2017, donde el lector podrá conocer distintas facetas de su trabajo, como casas en la playa, en bosques, departamentos urbanos, oficinas y un salón de belleza. Este libro expresa otro de sus grandes amores e influencias: los viajes. Para ella, la clave está en tener un ojo sensible y preparado para captar y aprender de todo lo que la rodea.

Su despacho —conformado por mujeres— es un lugar donde convergen la creatividad, el profesionalismo, el respeto y la admiración mutua.

Monte Líbano

Si existiera una frase para definir su estilo, sería “amor por las mezclas”. Dotada de una fascinación maximalista, encuentra fortaleza en lo ecléctico, la combinación de texturas, colores, acabados, proporciones y silencios espaciales, así como en los sentimientos que pueden provocar en los habitantes de sus diseños.

Monte Líbano

La versatilidad con la que identifica lo hermoso tiene mucha relación con sus preceptos de estética: “Lo bello tiene que ver con algo que da placer a los sentidos, a la mente, al alma. Por eso es subjetivo, depende de la armonía y de la proporción”. Sofía opina que esto va de la mano con uno de los mayores retos de los interioristas: evitar lo horrible, lo de mal gusto y lograr la perfección en el trabajo manual. “Mis clientes saben que me encanta el color, me encantan las texturas. Soy cero minimalista”.

Club de Golf Pachuca

Lo bello tiene que ver con algo que da placer a los sentidos, a la mente, al alma; depende de la armonía y de la proporción.

Una de las más grandes satisfacciones que le da el interiorismo es ser el vínculo entre el cliente final y cada uno de los proveedores y amigos que admira, conectar la mano de obra con lugares y espacios que el artesano jamás hubiera imaginado. Su admiración por el talento artesanal potencia la manera como trabaja; le encanta que sus casas hablen de sus clientes y cuenten historias. De hecho, logra una sinergia al mezclar elementos modernos con objetos vintage y exóticos.

La Serena

En esta clase de sensibilidad es donde ella considera que las mujeres marcan una pauta en el diseño. “La mano femenina en un espacio se nota porque hay delicadeza y terminado final. Admiro profundamente a las mujeres que trabajan en México, que equilibran el trabajo con la familia y la vida social”. Su despacho —conformado solo por mujeres— es un lugar donde convergen la creatividad, el profesionalismo, el respeto y la admiración mutua. Estas son algunas de las razones por las que confía plenamente en la manera de trabajar de las mujeres.

Oficinas Virreyes

Sofía Aspe realiza proyectos tanto en México como en Estados Unidos y su despacho se involucra en el proceso desde la construcción y los acabados hasta el interiorismo. Ella cree que lo principal es “lanzarse”, trabajar sin descanso y estar abierto a aprender de todo. “La vida y la profesión consisten en soñar; el día que uno se niega a aprender, ese día se acaba todo”. El resultado podría ser lo más parecido a la combinación perfecta.

Entrevista: Isabel Hion

Imágenes: Camilla Cossio, Alfonso de Béjar y Héctor Velasco Facio

Retrato: Heptor Arjona

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *