Interiorismo

Ana Landa

Línea Vertical: intuir y crear con profesionalidad La vida, dimensionada por una mente creativa, no separa lo cotidiano del oficio. Para Ana Landa, fundadora de la firma Línea Vertical, no existe gran diferencia entre un día de trabajo y uno de descanso: las ideas aparecen en cualquier momento, sobre todo si camina por las calles de la Ciudad de México,...

Línea Vertical: intuir y crear con profesionalidad

La vida, dimensionada por una mente creativa, no separa lo cotidiano del oficio. Para Ana Landa, fundadora de la firma Línea Vertical, no existe gran diferencia entre un día de trabajo y uno de descanso: las ideas aparecen en cualquier momento, sobre todo si camina por las calles de la Ciudad de México, una de sus mayores fuentes de inspiración. La arquitectura, en su opinión, tiene mucho que ver con el contacto, desde aquel originado por dos o más personas hasta la relación constante del ser humano con su entorno.

Con una personalidad forjada desde casa para afrontar retos, Ana Landa dirige el equipo de Línea Vertical con los brazos abiertos a toda clase de oportunidades, por más difíciles que parezcan. De ahí que —aun siendo ingeniera— la vida la llevara al diseño. Para ella la figura paterna tuvo gran importancia en un camino lleno de sorpresas: “Crecí con las telas, los colores, las texturas, las fibras, ya que mi padre que es ingeniero textil. La gente vio que tenía excelente gusto para vestir y me empezaron a pedir que decorara”.

La sinergia entre creatividad y técnica es lo que distingue a su firma y su trabajo.

La sinergia entre creatividad y técnica que le ha dado la ingeniería es lo que distingue a su firma y su trabajo del resto. Como tercer factor, la intuición es de vital importancia: “Cuando dejas que te lleve, dejas que te forme”.

Casa AP

Asumir retos, tomar decisiones y un fuerte sentido de responsabilidad son su forma de vivir y ejercer su profesión. Esta parte intuitiva la traslada al despacho: les encanta reinventarse con cada proyecto y no quedarse en un estilo específico. Es por eso que, cuando la inspiración llega, Ana fluye y converge no solo con los aspectos más técnicos, también está atenta a los chispazos espontáneos, guiada por el deseo y la satisfacción de potenciar los sueños de sus clientes.

En Línea Vertical explora guiada por la creatividad pero edifica con eficacia y perfección. Cada proyecto es único, tiene su propio espíritu, personalidad y necesidades. Le gusta conocer a sus clientes: intuir qué puede hacerlos felices y cómo lograr que se enamoren de los espacios que construyen para ellos. Su condición como mujer, por ejemplo, es una gran herramienta para imaginar y planear ambientes funcionales que suelen ser habitados por amas de casa; es por eso que los detalles tienen un papel muy importante en su trabajo.

Departamento VF

Asumir retos, tomar decisiones y un fuerte sentido de responsabilidad son su forma de vivir y ejercer su profesión.

Una de sus mayores satisfacciones es haber logrado en el despacho un gran equipo integrado con risas, cariño, libertad y profesionalidad, en el que cada elemento es importante: desde los proveedores hasta las personas interesadas en desarrollar un proyecto con la firma. Por otro lado, aunque le gusta encarar retos, prefiere no correr riesgos en lo que a trabajo se refiere.

Departamento VF

La labor del arquitecto, para Landa, implica siempre dar más, ser completamente propositivo, abierto, saber escuchar al cliente, actuar con transparencia y tomar las responsabilidades con pasión. Es importante alinearse, fluir, jamás decir “no” y abrirse a la idea de que todo tiene un mensaje. Desde su experiencia: “Si no estás haciendo lo que quieres, marca la intención. La actitud es fundamental ante la vida”.

Entrevista: Isabel Hion

Imágenes: Jorge Taboada

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *