Arte

Yves Klein

Azul inmaterial La primera muestra retrospectiva en Latinoamérica de Yves Klein, el artista pionero del arte acción y las prácticas inmateriales del arte contemporáneo, se encontrará en el Museo Universitario Arte Contemporáneo hasta enero de 2018. Se trata de un recorrido —a través de más de 75 obras artísticas y una amplia selección de documentos que van desde cartas, dibujos y fotografías hasta...

Azul inmaterial

La primera muestra retrospectiva en Latinoamérica de Yves Klein, el artista pionero del arte acción y las prácticas inmateriales del arte contemporáneo, se encontrará en el Museo Universitario Arte Contemporáneo hasta enero de 2018. Se trata de un recorrido —a través de más de 75 obras artísticas y una amplia selección de documentos que van desde cartas, dibujos y fotografías hasta películas— por la variedad de facetas que desarrolló a lo largo de su corta, pero intensa y prolífica carrera (1954-1962).

Untitled Anthropometry (ANT 8), ca. 1960. ©Yves Klein Estate, ADAGP, París / SOMAAP, México, 2016

La exposición articula, a partir de un desarrollo cronológico, tres de las principales problemáticas presentes en su trabajo: la monocromía, la materialidad de la carne y el arte como campo inmaterial. Parte de su exposición doble “Proposiciones monocromas” en la galería Colette Allendy y en la Iris Clert Gallery de París (1957), donde inicia su periodo azul. En un primer momento despliega el universo monocromo, concibiendo el color IBK (Azul Internacional Klein) como campo de sensibilidad inmaterial.

Klein defendió que el mundo puede plasmarse con un solo color. Fue precursor del happening y murió a los 34 años.

Untitled Cosmogony (COS 27), ca. 1960. ©Yves Klein Estate, ADAGP, París / SOMAAP, México, 2016

Con esta producción toma distancia del arte de su época, que se debatía entre lo abstracto y lo figurativo. Después de experimentar con formatos bidimensionales, Klein trabaja con objetos y otros elementos que al ser pigmentados con el azul se transforman en esculturas color ultramar. El desarrollo de sus monocromías denota su idea no solo del color sino del arte, donde los cuadros son solamente “cenizas” de la obra, según señalaría el propio artista.

También hay algo de la concepción oriental del mundo en la forma en que las obras de Klein invitan a sentarse delante de ellas, a veces incluso con un banco enfrente, como si fueran jardines zen.

Relief Portrait of Arman PR), 1962. ©Yves Klein Estate, ADAGP, París / SOMAAP, México, 2016

Klein pensaba que el nuevo arte ocurría en la construcción de campos de sensibilidad, ya fuese por medio de la pureza del azul Klein, de experimentar el vacío, o bien de los cuadros realizados con fuego y aire, así como a partir de la reflexión sobre el valor de la obra artística. Para él, el arte únicamente puede suceder en el espacio y, por lo tanto, a manera de experiencia.

Blue Venus (S 41), original artwork 1962 – posthumous edition 1982. ©Yves Klein Estate, ADAGP, París / SOMAAP, México, 2016

 

Lee este artículo en la edición 44 de México DESIGN.

 

Texto: Becky García Acuña

Imágenes: cortesía del MUAC

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *