Interiorismo

Grissel Orozco

Oxígeno Arquitectura: tocar la experiencia del usuario El sueño de una vida Niños corren, brincan, gritan y se ríen, juegan entre los muebles de la oficina de Oxígeno Arquitectura inaugurada hace cinco años en Guadalajara por Grissel Orozco, solo otros cinco después de que la fundara con sus socios Jorge González y Jorge Armendáriz en la Ciudad de México. La...

Oxígeno Arquitectura: tocar la experiencia del usuario

Merck

El sueño de una vida

Niños corren, brincan, gritan y se ríen, juegan entre los muebles de la oficina de Oxígeno Arquitectura inaugurada hace cinco años en Guadalajara por Grissel Orozco, solo otros cinco después de que la fundara con sus socios Jorge González y Jorge Armendáriz en la Ciudad de México. La imagen no es gratuita: hoy, día de asueto, los espacios están abiertos más de lo usual a la diversión y la informalidad. Esto porque en la firma prueban y analizan sus propios espacios para asegurarse de que funcionan, se consideran “un laboratorio de materiales y conceptos que después plasmamos en los proyectos junto con nuestros clientes”. Y los niños, claro, son los jueces más honestos.

Egresada de interiorismo en la Universidad La Salle, Grissel está convencida de no volver a la capital por nada del mundo. “Aquí todavía tienen esa apertura de gente buena, que se confía y ve el valor agregado. Soy muy feliz como persona y como profesional en esta hermosa ciudad”.

Diseñamos espacios flexibles, divertidos y, sobre todo, con personalidad, que comuniquen la identidad de la empresa.

Clientes: la oportunidad de reinventarse

Una mesa de ping-pong domina el espacio de la planta baja en las oficinas tapatías de Oxígeno. Niños y adultos sonríen en su ir y venir. En medio de este trajín, Grissel nos dice que “el reto es innovar y que cada proyecto sea la oportunidad perfecta para reinventarnos como diseñadores, ver el resultado del trabajo de años en una construcción con vida”.

Después de enfocarse durante tanto tiempo en el diseño corporativo la firma explora otras vetas como la hotelera, la residencial y la restaurantera, pero principalmente la industrial. “A los desarrolladores la típica planta ya les resulta insuficiente; ahora quieren que sea su showroom. Necesitan transmitir una idea distinta a sus visitantes, no solo que son productivos, innovadores o creativos”.

Dirigir un equipo en Guadalajara ha implicado diversas estrategias de colaboración que contemplan las necesidades del cliente. En cambio, al realizar un proyecto son muy estructurados: “Siempre hay alguno de los socios involucrado, para asegurarnos de seguir el proceso correcto”.

Un buen profesional se ve en lo que hace cuando enfrenta algún problema. Lo resuelve a como dé lugar. No hay excusas para fallarle al cliente o al equipo de trabajo.

Amdocs

Escala y complejidad

Grissel nos muestra las diapositivas de un proyecto con el que experimentó múltiples dificultades por su escala y complejidad, pero todavía más satisfacciones, luego de dedicarle casi tres años de su labor profesional: el diseño arquitectónico y de interiores de la nave industrial de Estafeta en Monterrey. Con el trasfondo que a nuestra charla dan las risas de los niños, nos comparte que “sería mentira decir que no te equivocas nunca. Un buen profesional se ve en lo que hace cuando enfrenta algún problema. Lo resuelve a como dé lugar. No hay excusas para fallarle al cliente o al equipo de trabajo”.

El concepto rector fue aportar una experiencia a los clientes y usuarios, generar un hito en el paisaje y plasmar los valores de Estafeta como marca mexicana líder en logística. Por esta razón dialogaron con el cliente y en conjunto decidieron “aportar al legado arquitectónico de Monterrey y permear la experiencia de los casi trescientos usuarios que ahí laboran. Esperamos haberlo logrado… el tiempo lo dirá”.

El interiorismo se ha sofisticado, es muy complejo. No cualquiera sabe hacerlo, porque el grado de detalle es centímetro a centímetro y a la altura del ojo.

Usuarios: cómplices del juego

Visitar la oficina de Oxígeno en Guadalajara, beber un café amargo y espumoso mientras charlamos con Grissel en la sala de reuniones o hacemos un recorrido por los espacios donde su equipo trabaja, descansa y se divierte, entre niños que se asoman un instante por el marco de la puerta iluminados por colores intensos o se llaman unos a otros para trasponer las reglas de un juego desconocido, nos hace cómplices de un concepto que nos ha tenido en cuenta desde el inicio.

Una de las colaboradoras en el diseño de las nuevas oficinas de Google, inauguradas en la Ciudad de México a principios de este año, Grissel nos explica que no existe ningún sello estético o diseño distintivo de Oxígeno Arquitectura. “La única constante es la metodología aplicada, saberse acomodar a las necesidades de los usuarios y al mismo tiempo hacer realidad y disfrutar a plenitud el proceso”.

Amdocs

Identidad centímetro a centímetro

Colores en libertad nos van encontrando al caminar por los pasillos. Subimos o bajamos escaleras, en suspenso: ¿qué nos espera luego del último peldaño? Somos parte del experimento. Grissel capta a detalle nuestras expresiones, nuestras sonrisas que hacen juego con las de ella, su equipo y los niños que van de un lado a otro como las pelotas del ping-pong. “Diseñamos espacios flexibles, divertidos y, sobre todo, con personalidad, que comuniquen la identidad de la empresa”.

A Grissel le parece interesante que el diseño ya se vea como inversión y no como gasto. “Ahora tenemos un lugar dentro del checklist de cualquier proyecto. El interiorismo se ha sofisticado, es muy complejo. No cualquiera sabe hacerlo, porque el grado de detalle es centímetro a centímetro y a la altura del ojo. Hay diseños poco estéticos pero muy interesantes por su propuesta y el problema que resuelven. Esa debe ser la medida: me agrada el que está hecho con inteligencia y pasión”.

 

Lee este artículo en la edición 44 de México DESIGN.

 

Entrevista: Dolores Garnica y Carlos Vicente Castro

Imágenes: ©Jorge Guadarrama

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *