Arquitectura

Alexandre Lenoir: reinventar la vida cotidiana

Alexandre Lenoir es un flâneur, un caminante. “Me gusta descubrir mercados, observar la actividad humana, lo arborizado, los parques y espacios públicos”, nos comparte este suizo que desde 1994 dirige su propio estudio de arquitectura, paisajismo, diseño de interiores y construcción LeNoir & Asoc. en Monterrey, donde todavía es complicado transitar a pie no solo por su clima, también “porque...

Alexandre Lenoir es un flâneur, un caminante. “Me gusta descubrir mercados, observar la actividad humana, lo arborizado, los parques y espacios públicos”, nos comparte este suizo que desde 1994 dirige su propio estudio de arquitectura, paisajismo, diseño de interiores y construcción LeNoir & Asoc. en Monterrey, donde todavía es complicado transitar a pie no solo por su clima, también “porque la ciudad no está adaptada, aquí casi no hay banquetas”.

La primera vez que el arquitecto llegó a Monterrey fue para desarrollar El Campanario. Tiempo después, ya enamorado “del dinamismo de la ciudad, su desarrollo industrial y comercial”, cerró el despacho en su país de origen y conformó un equipo con más de catorce personas, incluyendo a sus tres socios Vicente Tapia, Ramón Garduza y José María Pérez, y a seis asociados juniors porque “nos interesan los nuevos talentos, su frescura y experiencia”.

Conjunto Bosques

La filosofía de LeNoir & Asoc. da gran importancia a la “seriedad y la honestidad, los resultados particulares, la no repetición de tipologías y el estudio concienzudo de los contextos, de la geografía, la economía, la historia, la cultura y la política. El despacho no está ligado a una forma o a un material, sabe cómo evolucionar y combinar ciencia y arte de manera particular. Nos agrada conocer a quienes habitarán nuestros proyectos, eso nos hace trabajar según nuevas preguntas y respuestas, nuevos programas y características tan disímiles como cada usuario”.

En la arquitectura de la firma confluyen aspectos espirituales y materiales. “Tratamos de entender la política de la densificación pensando cómo vivirán las personas en lo que diseñamos”, explica el autor, desde 1991, de más de 250 proyectos, 48 ya construidos en Monterrey, Ciudad de México, León, Chihuahua y Baja California, entre otros. Desde casas hasta fraccionamientos, casi todos han ganado concursos, de ahí que ha tenido el privilegio de elegir “clientes responsables, así como buenas condiciones de viajes, de espacios, tiempos y financiación”, esquemas que para Lenoir significan creatividad: “Mi proyecto favorito siempre es el siguiente. Cada edificio o residencia nos exige pensar e inventar, y nos obliga a una constante evolución. Aprovechamos nuestro conocimiento en diseño, planeación y negocio. Es una aventura”.

Torre Shiro

Para Alexandre Lenoir los espacios son interesantes por lo que en ellos sucede, por su capacidad de reinventar la vida cotidiana. Ejemplos de esto son el nuevo edificio de Banorte, donde mezcló “lo corporativo con lo cotidiano para crear una comunidad diferente al reinterpretar la convivencia diaria de más de dos mil personas”, y el Conjunto Cumbres que, enmarcado por un maravilloso paisaje montañoso, “suma a lo habitual comercio, diversión, trabajo y deporte para experimentar una vida completa”, nos comenta este arquitecto que pretende trasladar su experiencia de flâneur a los usuarios de sus proyectos.

Arquitecto Alexandre Lenoir

 

Esta entrevista fue publicada en la edición 45 de México DESIGN.

 

Entrevista: Dolores Garnica

Imágenes: Eduardo Alarcón

Retrato: cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *