Arquitectura

Sobrado + Ugalde

Sensaciones distintivas Las casas del despacho Sobrado + Ugalde parecen esculpidas por la luz. Sin embargo, los verdaderos artistas son quienes las disfrutan cotidianamente. “Una casa es el espacio ideal para que los usuarios se desenvuelvan y den vida a las áreas y a las ideas que imaginamos”, sin ellos “no hay casa ni espacios. Son las piezas más importantes...

Sensaciones distintivas

Las casas del despacho Sobrado + Ugalde parecen esculpidas por la luz. Sin embargo, los verdaderos artistas son quienes las disfrutan cotidianamente. “Una casa es el espacio ideal para que los usuarios se desenvuelvan y den vida a las áreas y a las ideas que imaginamos”, sin ellos “no hay casa ni espacios. Son las piezas más importantes del proceso: nos dejan entrar en su día a día, conocer sus hábitos y costumbres”. Este concepto se encuentra en la base de su diseño funcional. ¿Quién es el mejor cliente? “Aquel que sabe puntualmente lo que quiere y nos da la libertad absoluta para lograr un proyecto donde, al habitarlo, experimente una sensación distintiva”.

 El cliente ideal sabe lo que quiere y nos da la libertad absoluta para lograr un proyecto donde, al habitarlo, experimente una sensación distintiva.

 

ELEMENTOS DE UNA FORMACIÓN

El cimiento de su actitud ante la arquitectura es la pasión, recuerdan Sobrado y Ugalde. “Queríamos poner a prueba lo que aprendimos durante la carrera. Colaborábamos con distintos despachos y constructoras, donde vimos cómo hacer que un negocio funcione. El despacho es una gran aventura, nos ha llevado por caminos que no habíamos imaginado”. Fueron adaptando sus conocimientos a las realidades que enfrentaban. “Jamás se nos olvidarán las herramientas recibidas durante nuestra formación: el amor por el diseño, ejemplos de arquitectura, cómo crear un espacio tomando en cuenta elementos como la topografía y el clima, sin hacer de lado el factor humano. Somos arquitectos y constructores de nuestras propias obras, por lo que también consideramos otros aspectos como el dinero, el cliente y la mano de obra que nos ayuda en todas nuestras construcciones, desde las más pequeñas hasta las más grandes”. A Sobrado y Ugalde les queda claro que la principal responsabilidad de su despacho es hacer buena arquitectura: “Construimos una de las máximas ilusiones de una persona: su propia casa”.

Los espacios generados a partir de los árboles son invaluables, así como las sombras y el color que aportan.

 

UN ARTE EXPRESIVO

“Solo nos podemos expresar acerca de nuestras obras como lo haría un escultor o pintor sobre las suyas”, comparan ambos, a quienes les apasiona el arte: “las instalaciones efímeras, el dibujo y el arte moderno en general. Tratamos de que nuestra obra sea escultórica o que tenga al menos un espacio escultórico, de generar un espacio habitable”. El entorno influencia los proyectos de Sobrado + Ugalde. “Las ventilaciones cruzadas o la simple orientación son puntos clave cuando diseñamos. El terreno y los niveles resultan básicos para adaptarse y no generar un gran movimiento de tierra que se convierta en gasto excesivo para el cliente”. De igual modo, la naturaleza tiene una importancia primordial. “Muchas veces los árboles se sitúan al centro: los espacios generados a partir de ellos son invaluables, así como las sombras y el color que aportan”.

El siguiente paso es ser constructores y también desarrolladores, llevar a cabo los proyectos que soñamos.

 

DE LOS MATERIALES AL ESTILO

Revisar los proyectos de Sobrado + Ugalde denota una estética de armónica geometría donde sobresalen las transparencias (agua, cristal) y las opacidades (piedra, madera, concreto). “Nuestro estilo es contemporáneo, con un toque modernista”, describen los arquitectos, quienes hablan de sus materiales más usados: “Varían de acuerdo con la orientación o el efecto que queremos en cada fachada, así como por sus propiedades térmicas o reflexivas”. Piedra: “Cuando es de la región, mejor. Es un elemento pesado con gran masa térmica que solemos utilizar para circulaciones”. Madera: “En la fachada acentúa elementos que se interiorizan en la construcción, dando continuidad; en las recámaras da calidez”. Cristal: “Abre espacios hacia las vistas, pero se lo negamos por completo a las fachadas, nos gusta que sean ciegas”. Agua: “Es un reflector de luz que proporciona textura a nuestros muros y provee calor a las áreas”. Concreto: “Un elemento noble. Casi siempre dejamos su acabado manipulado por nuestra cimbra, con mano de obra irrepetible; queda a la vista el trabajo de quienes hacen posible todo esto”.

 

EL LUJO COMO SENSACIÓN

La obra del despacho se conforma en su mayor parte por residencias de lujo, al que definen como “la libertad de crear un espacio sin restricciones. En nuestras manos está dar al cliente uno que le cause una sensación, que el espacio sea el lujo y no los materiales con los que está construido. Generarle una experiencia cuando se traslada de uno a otro”. Sobrado + Ugalde trabaja en México. “Nuestro país tiene una gran arquitectura. Hay mucha competencia, eso es bueno porque suben los estándares. Queremos seguir creciendo y aprendiendo. El siguiente paso es ser constructores y también desarrolladores, con la capacidad de llevar a cabo los proyectos que soñamos”.

Lee el artículo completo en la edición 45 de México DESIGN.

 

Entrevista: Víctor Ortiz Partida

Fotos: ©Sobrado + Ugalde

Retrato: Pamela Barrón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *