Diseño

Re-Living Office

Un espacio compartido para la Ciudad de México Cuando el mundo colapsa, la única forma de recuperar nuestro hogar es habitar sus ruinas. Herman Miller, en conjunto con Proyecto Público Prim, ha lanzado la iniciativa Re-Living Office, un espacio de co-working ubicado en General Prim 30, en la Ciudad de México, que se refugia en el abandono. La semilla de este proyecto...

Un espacio compartido para la Ciudad de México

Cuando el mundo colapsa, la única forma de recuperar nuestro hogar es habitar sus ruinas. Herman Miller, en conjunto con Proyecto Público Prim, ha lanzado la iniciativa Re-Living Office, un espacio de co-working ubicado en General Prim 30, en la Ciudad de México, que se refugia en el abandono.

La semilla de este proyecto nació luego del sismo que sacudió la capital de nuestro país, el 19 de septiembre, con el objetivo de impulsar las ideas que se han quedado sin un espacio para ser moldeadas, y que buscan colaborar con la reconstrucción del país. “Hoy más que nunca es palpable la importancia de contar con entornos que fomenten ambientes colaborativos, incentiven la creatividad de las personas y ayuden a las organizaciones a trabajar por un bien común”, afirma Diego Cervantes, representante de la empresa para México y Latinoamérica.

El sitio, ornado de su propia erosión, está diseñado bajo los criterios de experiencia laboral que distinguen a Herman Miller, enfocados en potenciar la productividad y talento de las personas. Cuenta con más de cien sillas de trabajo, siete sets de trabajo, dos salas para brainstorm y un centro multiusos dispuestos para el intercambio de ideas entre los visitantes.

El espacio laboral que ofrece esta empresa líder en diseño y fabricación de mobiliario está abierto a todo público y no tiene ningún costo. Si estás interesado en formar parte de Re-Living Office, ingresa tus datos y una breve descripción de tu proyecto en www.relivingoffice.com, y revivamos en conjunto nuestra casa entre las ruinas.

Texto: Mónica Hernández

Imágenes: ©Herman Miller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *