Interiorismo

Ana Patrón

taller de arquitectura contextual La importancia del diseño interior radica en su constante interacción con el usuario. Ana Patrón decidió hacerlo su profesión con esto en mente, buscando siempre generar espacios que trasciendan en la sociedad. “Como arquitectos o diseñadores tenemos un papel muy importante a nivel social, pues con nuestro trabajo podemos mejorar la calidad de vida de las...

taller de arquitectura contextual

La importancia del diseño interior radica en su constante interacción con el usuario. Ana Patrón decidió hacerlo su profesión con esto en mente, buscando siempre generar espacios que trasciendan en la sociedad. “Como arquitectos o diseñadores tenemos un papel muy importante a nivel social, pues con nuestro trabajo podemos mejorar la calidad de vida de las personas, cualquiera que sea su nivel socioeconómico”.

Casa Gabriela

Diseñadora de Interiores por la Universidad Marista en Mérida, y con estudios en la Escola Superior de Disseny LAI en Barcelona, comprendió la relevancia del factor económico al momento de desarrollar un proyecto. “Lo importante es que la ejecución sea factible, ya que es uno de los motivos por los que el cliente se apoya en un diseñador o arquitecto. Si proyectamos sin saber cuál es el rango de inversión, nos arriesgamos a que todo se quede en papel y un proyecto que no se lleva a cabo. Por muy bueno que sea, no basta para mejorar la realidad de las personas que confían en nuestro trabajo”.

Casa Gabriela

Junto al arquitecto Carlos Patrón y el ingeniero civil Alejandro Patrón, funda en 2011 TACO: el Taller de Arquitectura Contextual, en la ciudad de Mérida, donde planteamientos interdisciplinarios se originan desde el concepto y se llevan a la ejecución.

Para Ana es importante honrar la identidad y raíces que brinda la región en la que se desarrolla cada obra. Los procesos artesanales se integran a un trabajo atemporal y flexible: materiales en su estado natural, tonalidades neutras pero con diferentes texturas y toques de color o piezas únicas que le den personalidad al espacio. En muchas ocasiones la influencia viene de presenciar obras maestras de la arquitectura y el diseño, así como otras populares con autoría del conocimiento colectivo. Ana adopta cada proyecto como propio y siempre busca empatizar, satisfacer las necesidades expresadas por su cliente e incluso ir más allá de ellas, haciendo de esta manera un desarrollo lo más personal posible. Su mejor experiencia es ver cómo el usuario entra en contacto con el espacio por primera vez y cómo es que este cumple con sus expectativas: cómo se apropia el habitante del habitar.

Pabellón 3E

En el taller, el trabajo en equipo es primordial. Las diferencias enriquecen el proyecto, de aquí que la retroalimentación en los procesos conlleve un objetivo en común. Al interior, Ana dirige los aspectos administrativos y de logística de obra, pero al momento de intervenir en lo creativo aboga por la funcionalidad de los espacios.

“El diseño y la arquitectura en nuestro país necesitan resolver las necesidades básicas de las personas en los temas que nos corresponden. Ser un poco más humanos y crear ciudades, no piezas aisladas que al final —en lugar de convivir— parecen competir entre sí”.

Pabellón 3E4

Una apasionada de la profesión que, aun con su compromiso y dedicación, disfruta además de momentos que nutren su ejercicio en la arquitectura y busca transmitir sus conocimientos a nuevas generaciones por medio de la docencia. Ana Patrón ha logrado encontrar entre lo conceptual y lo práctico una gran satisfacción y una madurez profesional que plasma en su firma.

 

Entrevista: Israel Vázquez

Imágenes: Leo Espinoza, cortesía de ©TACO, taller de arquitectura contextual

Retrato: Patricia Fernández

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *