Cuadra San Cristóbal

Luis Barragán: un referente de México en el mundo

Este miércoles se conmemoran 120 años del nacimiento del ingeniero Luis Barragán, el primer y único mexicano, hasta el momento, en haber sido galardonado con un Pritzker

Leer más: Cinco proyectos Pritzker en México: de Barragán a Aravena

Barragán nació en Guadalajara, Jalisco, el 09 de marzo de 1902 y estudió en la Escuela Libre de Ingenieros de Guadalajara, en la que entraría en contacto con figuras importantes para la arquitectura regional, como Rafael Urzúa. En un momento en que el mundo reverberaba de significativos personajes para el arte y la arquitectura, Luis Barragán vino a posicionar a México en el mapa internacional de dicha disciplina. Su trabajo resulta no solo imprescindible para entender a la arquitectura de nuestro país durante el siglo XX, sino incluso para poder aproximarse a lo que es aún hoy la misma.

A pesar de que La Casa Estudio Luis Barragán (1948) en el barrio de Tacubaya, en la hoy CdMx, es sin lugar a dudas su obra más conocida, no es, ni por asomo, la única. A la vuelta de los viajes a Europa y África que realizó a partir del término de sus estudios universitarios – y en los que conoció a personalidades como Stravinsky, Diaghilev, Le Corbusier y Picasso – el ingeniero desarrolló una prolífera carrera en la arquitectura, la cual se vería de alguna forma interrumpida solo hacia sus últimos años de vida, cuando el párkinson lo afectó.

Si bien es notoria en algunos casos la influencia que tuvieron sobre él las experiencias obtenidas en sus viajes, el uso de las formas y los colores resultan altamente características de su estilo. La aplicación de éstos en tanto a la manipulación maestra de las luces para generar impactos específicos en quienes experimentan sus obras es seña particular de las mismas.

Ejemplos canónicos de lo anterior serán, junto con la ya mencionada Casa Estudio, Las Torres Satélite (1958) diseñadas en Colaboración con Mathias Goeritz, La Capilla de las Capuchinas (1960), Los Clubes (1964) y La Casa Giraldi (1988), por mencionar algunos.

Torre Satélite
Torres Satélite, Luis Barragán, créditos: @barragan-foundation.org

Fuera de la zona centro de México, sin embargo, también podemos encontrar piezas de su legado (desafortunadamente escondido o hasta derrumbado en algunos casos): La Casa González Luna o Casa Clavijero (1930), el diseño del Parque Revolución (1935), ambos en Guadalajara, trayendo a colación un par de obras en su ciudad natal.

Así mismo, encontramos otras obras importantes en la conformación de Barragán como un hito, si bien no son tan conocidas. La Casa y Jardín Ortega (1943), por ejemplo, representa un antecedente importante para lo que sería La Casa Estudio, además de que en ella se aprecia ya incipiente al Barragán padre de la arquitectura emocional.

Casa Clavigero
Casa Clavigero, Luis Barragán, créditos: Ig @i___fly

Actualmente, Luis Barragán continúa siendo un referente clave de la arquitectura en México a nivel mundial, tal que se habla de su influjo sobre arquitectos dentro y fuera del país, como en el caso del planteamiento de una cercanía (arquitectónica) entre la obra del tapatío y la del japonés Tadao Ando o la del austriaco Mark Mack.

Leer más: Díaz Morales visita a Barragán

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
  • Su pedido está vacío