QUINTA DA GAIVOSA

BELÉM LIMA ARQUITECTOS

La bodega de vinos en Quinta da Gaivosa no se vislumbra a primera vista, ya que es un elemento oculto que, similar en forma a un frasco negro y al ser el área más importante del proyecto arquitectónico en conjunto, se ha convertido en el tesoro de la marca de vinos Alves de Sousa.

La recepción, con vista al paisaje y los viñedos, conecta y se mimetiza intencionalmente entre la región del Douro y la gran cava.

El laboratorio de producción y el de embotellado se funden en una transparencia mutua que evidencia el resto de los precisos complementos de ese espacio.

Los pisos del lugar contrastan con la sobriedad de la estructura y aportan elegancia a los interiores.

El lugar cuenta también con una tienda y una sala de degustación, así como una terraza panorámica que incita a quedarnos ahí, entre el espacio, los viñedos y el cielo, admirando el entorno contrastante entre sí.

 

El proyecto arquitectónico y el interiorismo corrió a cargo de Belém Lima Arquitectos y la obra fue propuesta para el premio Mies van der Rohe, reconocimiento que otorga la Unión Europea a la arquitectura contemporánea.

Texto: México DESIGN

Imágenes: Belén Lima Arquitectos

Grupo México Design

MÉXICO DESIGN es una revista independiente dedicada al diseño. Mediante un criterio cuidadoso, abierto y ecléctico, mostramos los proyectos de arquitectura e interiorismo que más nos entusiasman de México y el mundo.