Elementos para adecuar mi oficina en casa

7 elementos imprescindibles para diseñar tu oficina en casa

Las condiciones generadas por la contingencia nos tomaron por sorpresa a muchos y la adaptación ha sido un proceso que cada quien ha llevado a su propio ritmo. Si deseas mejorar tus hábitos de home office aquí encontrarás siete elementos para acondicionar tu oficina en casa que te permitirán estar más cómodo mientras trabajas.

1. El espacio

El espacio para concentrarte reúne las siguientes características: no es un espacio de circulación frecuente, puedes estar en silencio y sin distracciones, pero además, hay algunos aspectos técnicos, el lugar debe poder iluminarse bien y ser accesible para tu señal de wifi, además de contar con suficientes conexiones eléctricas.

En toda casa puede haber recovecos de tranquilidad, esquinas, zonas poco frecuentadas o espacios aislados que pueden ayudarte a tener el menor número de interrupciones, ese es el espacio adecuado para hacer tu oficina. Aunque claro está, si tienes una habitación sobrante o vives solo, la tarea será más sencilla.

2. Un escritorio adecuado

El escritorio adecuado te permite como mínimo colocar tu equipo de trabajo encima y tus manos. Puede sonar a demasiado pensar en esto, pero es necesario ya que al trabajar en casa el espacio quizá sea limitado.

Si cuentas con la posibilidad de colocar un escritorio amplio y con cajones será perfecto, pero si no es tu caso puedes valerte de repisas o escritorios abatibles, actualmente incluso puedes conseguir los soportes abatibles para fabricar el propio en casa, lo que permite que le des la forma adaptada al espacio seleccionado.

3. Una silla ergonómica

Aunque las sillas forman parte del mobiliario usual en una casa, las sillas del comedor u otras zonas no suelen estar diseñadas para que estés cómodo por ocho horas (o más), y de hecho una silla adecuada es uno de los muebles que te hacen más fácil la vida cuando cuentas con ellos.

Para trabajar lo más recomendable es una silla ergonómica, no dudes en buscar una silla que te permita mantenerte erguido y cómodo, puesto que una posición dolorosa no sólo desconcentra, puede producir afectaciones a futuro. De cualquier modo, un hábito para disminuir el desgaste es pararte por algunos minutos para descansar la posición.

4. Una buena organización

Hay muchas formas de organizar el espacio para que tu oficina sea verdaderamente funcional. Claro está que si cuentas con un escritorio amplio esto puede quedar resuelto sin complicaciones, pero si no es tu caso puedes aprovechar el espacio vertical y colocar repisas o mesas auxiliares. Son bonitas y también pueden maximizar las funciones de tu espacio. Para mantener todo en orden recuerda regresar todo a su sitio, tal como si te encontraras en una oficina con otros colaboradores.

5. La iluminación correcta

Aunque en oficinas la luz blanca es una constante, en casa no siempre se suele contar con este tipo de iluminación, así que el primer aspecto a considerar en este sentido es conseguir un foco que la proporcione. Si esta condición es complicada de obtener cambiando el bulbo, la recomendación es conseguir una lámpara de escritorio.

Ahora, que si la iluminación a considerar es el ángulo y cantidad de luz natural que entra a tu espacio deberás pensar en cortinas u otros elementos que te permitan filtrarla. Actualmente existen viniles con transparencia que reducen la cantidad de luz y dan privacidad. Un último tip acerca de esto es que debes considerar la posición en que colocarás tu ordenador, la luz preferiblemente debe venir de frente o de arriba hacia abajo.

Indistintamente, algo muy importante mientras trabajas en casa, es reservar un momento para tomar el sol, te ayudará a mantenerte sano y de buen humor.

6. La estación de café

Y bien, si has conseguido reunir todo lo anterior, un consejo más sería que coloques tu estación de café en una mesita o repisa donde ningún objeto de valor pueda resultar dañado. Así evitarás distraerte en momentos inadecuados yendo a la cocina. Para montar tu propia estación de café basta con llevar tu cafetera al espacio designado, o bien, llevar la tetera eléctrica y tu taza si bebes té. Eso sí, recuerda retirar las tazas y utensilios que requeriste para tus bebidas.

7. Plantas

Las plantas siempre han sido amigas de las oficinas, y aunque se pueda pensar que no forman parte de estos entornos, no es así. Además de dar un toque de vida a tu espacio, te pueden ayudar a despejar un poco los pensamientos cuando debes hacer una pausa saludable y productiva.

Las plantas, además, marcan el ritmo, te ayudan a saber cuántos días pasan y a mantenerte atento a tu entorno, algo de mucha ayuda para volver a ti y mantener el ánimo cuando trabajas en casa.

Leer más: ¿Dónde poner una oficina en casa? para mejorar mis hábitos de home office

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
  • Su pedido está vacío