Agraz Arquitectos: contundencia y emoción

Elementales: orígenes

 

Como cabeza de una importante firma de arquitectos en Guadalajara, Ricardo Agraz reflexiona sobre su profesión y quehacer, siempre en la búsqueda de una propuesta y un lenguaje propios, con un claro interés por encontrar una voz que lo distinga.

 

Agraz Arquitectos - Elementales 2019

 

Ricardo Agraz concibe a la arquitectura como respuesta a una necesidad humana. Sostiene que, a la manera de un pintor o un dibujante artístico, no se parte de un papel en blanco, se parte de un terreno, una orientación, una topografía, un programa del cliente, a quien se debe dar respuestas para necesidades particulares. Más allá de esas cuestiones técnicas, “las necesidades del ser humano no son solo físicas. También hay otras igual de importantes, como la de sentirse cobijado, protegido. Me gusta pensar la casa como el escenario donde transcurre la existencia de las personas”, describe el arquitecto que entiende su oficio como un modo de comprender las necesidades no-físicas y esa intimidad que considera al “crear espacios hechos a la medida de esa intimidad, la parte del proceso de diseño que más desafía al arquitecto”.

 

Agraz Arquitectos - Elementales 2019

 

Agraz Arquitectos

A Agraz le agrada la manera en que Fernando González Gortázar explica cómo, en arquitectura, “el concepto de un proyecto es la postura moral del arquitecto frente al problema, es decir, la respuesta a todas las condicionantes, y donde entran en juego todos los elementos”, sea el tamaño de una ventana o su ubicación para dar solución a una cuestión climática, o las cualidades de sonoridad de una habitación. “Esas cosas me interesan cada vez más, lo que no significa que no haya rigor en lo técnico al elegir la orientación correcta o los materiales adecuados para que la arquitectura envejezca dignamente y requiera poco mantenimiento, además de ser cómoda.

 

Agraz Arquitectos - Elementales 2019

 

Las cosas funcionales deben ser resueltas, pero una vez que eso pasa, se debe lograr que la casa sea capaz de emocionar al cliente”. Así, para el arquitecto cada proyecto tiene una historia específica. Y si bien se cumple con el cliente, hay otras cuestiones que no solicitan pero que hacen a esa casa única e irrepetible.

 

 

Entrevistado: Ricardo Agraz

Entrevista: Ricardo Solís

Retrato: cortesía de Agraz Arquitectos

Fotos: Mito Covarrubias y Nicolás Covarrubias

Dolores Garnica