Diseño arquitectónico para el mar

El reto de un arquitecto para proyectar en terreno arenoso

Para construir cualquier edificación se requiere de tiempo, estudios y bastante planificación. En el asunto de la edificación el reto de un arquitecto para proyectar en terreno arenoso significa un compromiso bastante grande con el proyecto, pues la estabilidad de la estructura se basa en sus cimientos.

Varios terrenales pueden ser complejos para la arquitectura, y requieren por supuesto muchos gastos, mano de obra y maquinaria suficiente para montar las bases de la estructura de manera estable, por eso aquí tenemos cuales son los principales retos que afronta todo arquitecto en este tipo de terreno.

 

 

Los cimientos

Como bien se dijo, la estabilidad de toda estructura se basa en sus cimientos. El terreno arenoso no ofrece exactamente esa comodidad, por lo que proyectar una construcción puede ser bastante difícil aunque irónicamente sea la arena uno de los principales materiales para cimentación de cualquier estructura.

Una estrategia bastante efectiva es utilizar la misma arena a favor, excavando lo suficiente para colocar las losas principales es una de las recomendaciones que más usan los arquitectos. Aunque es también recomendado excavar lo suficiente para que las bases estén lo suficientemente adheridas al suelo.

Las condiciones del ambiente

No solamente se trata de la construcción de la estructura, sino de los materiales a utilizar y de cómo se comporten con el tiempo con las condiciones (ya sea humedad, vientos o bien el mismo calor).

En muchas ocasiones uno de los retos para construir en terreno arenoso son por supuesto las condiciones que signifiquen eventuales detrimentos o desperfecto de los materiales. Por lo que un buen arquitecto debe saber cuáles son los mejores a utilizar.

Y por supuesto, y esto no va solamente con las construcciones en arena, sino en cualquier terreno: los costos. Construir en terreno arenoso puede tener un costo significativo para la construcción dependiendo de la condición y de la calidad de la arena en que se construye.

 

 

Texto: Luis Enrique

Grupo México Design