Del diseño degenerativo al regenerativo: hacia una nueva relación con la naturaleza

 

 

Bajo el concepto de Conciencia, la edición 54 de México DESIGN es una cuidadosa compilación de ideas, proyectos y nuevos paradigmas que se encaminan hacia una existencia más sustentable y con mejor relación con el medio ambiente. A continuación, te presentamos la Columna que Jorge Gerini escribió para nosotros, ilustrada por Sordo Madaleno Arquitectos.

 

Estamos viviendo en el Antropoceno, era en que las actividades humanas sobrepasan los límites del planeta. Las ciudades solo ocupan el 3% de la superficie, y aun así son responsables de una gran parte de las emisiones de carbono a nivel mundial. Se estima que nuestro presupuesto de carbono se agotará para 2030, lo que nos llevará al aumento de más de 1.5C en la atmósfera, provocando un cambio climático catastrófico para la Tierra.

Los desafíos que enfrentamos son abrumadores: al menos un millón de especies se extinguirá a corto plazo; habrá huracanes más fuertes con mayor frecuencia, incendios por el calentamiento global, pérdida de áreas de cultivo, todo acelerado por la urbanización mundial y el crecimiento de la población. Esto representa una amenaza para los sistemas que nos proveen de alimentos, agua potable y un clima estable. Es fundamental ser creativos para encontrar nuevas formas de hacer funcionar la relación entre arquitectos, clientes y naturaleza.

 

“Tenemos que cambiar el énfasis de maximizar el valor económico a maximizar el valor ambiental, y enfocarnos en una economía circular.”

 

Los problemas derivados de esta crisis climática-ambiental promueven la búsqueda de neutralidad de carbono en los proyectos que hacemos. Como arquitectos debemos, urgentemente, ir más allá de crear una arquitectura que minimice el daño al planeta y comenzar a diseñar edificios y espacios que ayuden a regenerarlo.

Requerimos nuevas formas de diseñar y vivir las ciudades, preguntarnos cómo hacer para que las urbes puedan autoproducir sus recursos; necesitamos diseñar para regular el clima, crear hábitats confortables para las especies y entender los ciclos naturales en pro de reciclar nutrientes, así como purificar el agua y el suelo.

Esto es posible. Resulta primordial ir del diseño degenerativo al diseño regenerativo, aquel que restaure los entornos locales produciendo, a la vez, capacidad de respuesta y recuperación de los ecosistemas. La biomimética es una de tantas respuestas, como ciencia inspirada en la naturaleza para que nuevas tecnologías resuelvan problemas humanos que esta ya haya solucionado en su contexto.

A través del diseño, la biomimética busca desarrollar un ambiente construido con equilibrio óptimo para el beneficio mutuo de la vida de humanos y no humanos, consciente de la degradación continua de los ecosistemas que nos ha traído el diseño irreflexivo del pasado. Este enfoque integra edificios como parte de sistemas interconectados en vez de elementos aislados, de la misma manera que los organismos forman parte de un ecosistema.

En conclusión, es tiempo de reflexionar. ¿Nos estamos moviendo demasiado rápido para preguntarnos lo que hacemos y por qué?, ¿cuál es el objetivo final?, ¿el crecimiento económico? Responder a las necesidades de las ciudades contemporáneas y del futuro es urgente, reaprender el arte de atender, escuchar, silenciar, detenerse, sortear los engranes del consumo y la producción masiva; en suma, voltear a ver de nuevo la fuente más importante de supervivencia: nuestra relación con la naturaleza.

 

Texto:Jorge Gerini

Ilustración: ©Sordo Madaleno Arquitectos

Grupo México DESIGN México DESIGN

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (28)

Website Security Test